SERGIO ARTERO en el Ciclo Casa de la Lectura de Segovia

SERGIO ARTERO

Poeta, actor, director de escena y filósofo frustrado. Ha escrito principalmente poesía y teatro y, además de varias plaquettes y libros-objeto, ha publicado los poemarios Recursos del amor acróbata (Ayto. Coslada), Oversitura (Ed. Encendidas), Autopsia de X (Fundación Siglo JCYL), Trilogía de Alamut (Ed. LCK15), Antología de imposibles (Ed. Dalya), Índice de ingrávidos (Ed. Baile del Sol), Manual D Pie (ed. Tigres de Papel) y la caja expandida de poesía Cartas de Tane Ikai, con los que ha conseguido el 2º Premio La Bufanda Ayto. Coslada, el 2º Premio Fray Luis de León de Fundación Siglo JCYL, 1ºPremio Arte Joven CYL, ser Finalista del Premio de Poesía de la Fundación Loewe, entre otros.

Ha escrito también las plaquettes “Sonetos y sotenos” (Mención de Honor por la Universidad de Huelva), “La orgía perpetua” y el libro de ensayos “Extravagantes. La poesía como necesidad” (ed. Ojos de Sol). Ha sido invitado a participar en festivales como Vociferio, Metro a Metro, Vasos Comunicantes, entre otros, y encuentros poéticos en México, Argentina y Uruguay.Como gestor cultural, en lo poético cabe destacar la fundación del colectivo de poesía escénica Méquina Dalicada, así como la organización de los Micros Abiertos de Poesía de San Ildefonso, el ciclo Poesía ParaCaídas y el ciclo de sucesos poéticos exPOErimentos, entre otros.

Sobre el perforecital “Índice de ingrávidos” (libro publicado en Ed. Baile del Sol):Desde la poesía fragmentaria y caleidoscópica, se aborda la reflexión sobre el exilio desde lo particular a lo universal, y a la inversa de nuevo, con perspectivas sociopolíticas, ontológicas, físicas o lingüísticas. A pesar de su apariencia caótica (reflejo nuestra “cultura del collage”) la composición imita el Libro de Enoch.Como cualquier humano, Enoch no es un ángel de nacimiento. Por justo, a mitad de su vida fue convocado directamente a las alturas. Así, según la Biblia, es el único hombre que no ha conocido la muerte. Encho es, en cierto modo, desterrado y eterno, ingrávido y angelical. Aquí la inmortalidad de Enoch se transmuta en todos los desterrados que deben romper sus vidas a mitad para ir a otro país. Su ilegalidad, esa especie de limbo donde ninguna tierra les pertenece ya, donde no hay tierra para sus pies, les sitúa al mismo nivel simbólico de los seres ingrávidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s